INTRODUCCIÓN

 

Se estudia el Petróleo en Venezuela como un conjunto de acontecimientos Político-Económicos a partir de 1908. A pesar de que el Petróleo era ya conocido por los Indígenas, su explotación se inicia en el año 1878 con la formación de compañía Petrolea del Táchira, la cual construyó una pequeña refinería con cupo para quince barriles al día.

En 1914 comienza el auge del petróleo, es decir, comienza su explotación en gran escala con el gobierno dictatorial del general Juan Vicente Gómez y es a partir de este gobierno y hasta la actualidad que se profundizará nuestro estudio para determinar la evolución del petróleo y la incidencia que tuvo cada gobernante de nuestro país en el mismo.

Es en la segunda década del siglo XX que el petróleo forma parte fundamental de la economía venezolana, los ingresos provenientes del petróleo desplazan del primer lugar a los ingresos provenientes del Café, el Cacao, la Agricultura y la Ganadería y en la actualidad se puede definir Venezuela como un país monoproductor a raíz de las políticas impuesta por nuestros gobernantes.

 

Reseña histórica

 

Aun cuando a finales del siglo XIX, el gobierno venezolano otorgó algunas concesiones petroleras en forma ocasional, es a partir del año 1907, cuando comienza los consorcios petroleros internacionales sus actividades en Venezuela.

Es en las primeras décadas del siglo XX cuando se expande las compañías petroleras a nivel mundial, coincidiendo con el auge de las economías capitalistas de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Francia. Mientras que la primera concesión para explotar asfalto fue concedida pocos meses después de promulgado el Primer Código de Minas en el año 1854, es once años después, en el año 1865, cuando se otorgó la Primera Concesión Petrolera de Venezuela, la cual caducó antes de cumplir un año. Luego de constituirse la primera compañía comercial venezolana de petróleo con el nombre de Petrolia del Táchira en el año 1878, se dan algunas concesiones petroleras en forma ocasional hasta finales del siglo XIX.

Mientras tanto en Estados Unidos y en Europa se desarrollaban dos gigantescos monopolios petroleros con los nombres de Standard Oíl Company y Royal Dutch Oíl Company, respectivamente, de donde surgieron un conjunto de filiales que penetraron en las principales zonas petroleras del mundo, entre las que Venezuela ocupaba un lugar privilegiado. En ese sentido, esos dos grandes consorcios petroleros internacionales comenzaron sus actividades en territorio venezolano en forma intensiva, a partir del año 1907, compitiendo agresivamente por lograr las mejores concesiones, en el marco de la nueva Ley de Minas.

Según este instrumento jurídico aprobado por Cipriano Castro en agosto de 1905, las Compañías Petroleras recibían las concesiones por cincuenta años con el compromiso de comenzar a explotarlas dentro de los cuatro años siguientes al otorgamiento del titulo. Las empresas por su parte, debían pagar al Estado un impuesto anual de sesenta centavos de dólar por hectárea dada en concesión, mas una regalía de un dólar con veinte centavos por tonelada explotada. Las primeras concesiones de acuerdo a este régimen fueron cedidas a venezolanos que luego las traspasaban a los consorcios petroleros internacionales, aunque el otorgamiento de concesiones fue temporalmente suspendido debido a los conflictos del Gobierno de Cipriano Castro con las Potencias Europeas y con Estados Unidos. Sin embargo, con la llegada de Juan Vicente Gómez al poder en 1908, se reinicio en forma acelerada la entrega de concesiones sobre el subsuelo venezolano a los Monopolios Petroleros Internacionales.

 

El Gobierno de Juan Vicente Gómez favoreció ampliamente a las inversiones extranjero en el país, concentrándose la mayoría de ellas en el sector petrolero que comenzaban a desarrollarse. En ese sentido, durante el régimen gomecista se definió un marco legal por medio del cual se entrega gran parte del territorio nacional en concesiones, de acuerdo a los intereses de los consorcios petroleros internacionales. Las inversiones extranjeras en el país que se habían iniciado en la época de Guzmán Blanco, y que tuvieron tropiezos durante el Gobierno de Cipriano Castro, resultaron generosamente favorecidas por el régimen Gomecista.

En efecto, desde la llegada de Gómez al poder, una de sus principales preocupaciones fue la de restablecer el crédito Internacional paralizado en tiempos de su predecesor, para lo cual volvió a otorgarle a la compañía americana New York and Bermúdez, la concesión por cincuenta años de la explotación de asfalto que había suspendido Castro. Además de lograr regenerar la confianza del mundo exterior en Venezuela, y de restablecer las relaciones diplomáticas rotas por Castro, la actitud benevolente de Gómez hacia las inversiones extranjeras perseguía aumentar los Ingresos Fiscales para hacerle frente a las obligaciones internas y externas por los gobiernos anteriores.

Esta inclinación favorable de Gómez hacia el capital internacional coincidió con el surgimiento de Estados Unidos como paisaje de los sistemas capitalista occidental, sobre todo en los años veinte, después de la Primera Guerra Mundial. Durante ese periodo, la industrialización alcanzada por Estados Unidos provocó una acumulación de capital excedentario, el cual se canalizó hacia los países atrasados productores de materias primas, que como Venezuela, les permita monopolizar la explotación de esos recursos básicos para la continuación de su acelerado desarrollo económico. Fue en esta forma como el capital norteamericano, conjuntamente con el Europeo en menor medida, penetró en Venezuela, llegando a convertirse en uno de los países latinoamericanos que captó mayores inversiones extranjeros durante esa época. Aparte de las ventajosas condiciones económicas en las que operaba el Capital Internacional en Venezuela, el régimen gomecista les garantizaba un ambiente de paz logrado por la represión, llegando a otorgarse durante ese periodo concesiones petroleras en gran parte del territorio nacional.

 

Eleazar López Contreras 1936 - 1941

 

Durante la presidencia del General Eleazar López Contreras tuvo lugar una huelga Petrolera iniciada el 11 de diciembre de 1936 y que duró cuarenta y tres días, hasta el 22 de enero de 1937, a la cual puso fin y aunque lo conseguido por los huelguistas de los campos petroleros del Zulia y Falcón fue muy poco en relación con lo solicitado, sin embargo, este enfrentamiento de los obreros de la industria petrolera con las compañías concesionarias extranjeras sentó un precedente en la historia laboral del país.

Los obreros petroleros del Zulia que eran los más numerosos, vivían en condiciones infrahumanas y recibían un trato discriminatorio por parte de los capataces extranjeros. Ante tal situación, los sindicatos de la zona decidieron presentar a la Inspectoría del Trabajo sendos pliegos conflictivos en los que solicitaban entre otras cosas, la fijación del Salario Mínimo, aumentos de sueldo, descanso semanal remunerado, mejoras de las viviendas, prestación de servicios médicos y eliminación de las cercas alambradas que rodeaban las zonas residenciales de los obreros.

Ante el desconocimiento de las compañías petroleras de estas justas peticiones, se fueran parando los trabajadores de Falcón y del Zulia, hasta que toda la producción petrolera del occidente del país estuvo completamente paralizada. La organización que mostraron los líderes sindicales les permitió resistir varios intentos de la compañías petroleras por romper el paro, lo que unido al apoyo nacional que recibieron los obreros petroleros, hizo que la huelga petrolera durara durante cuarenta y tres días, desde el 11 de diciembre de 1936, hasta el 22 de enero de 1937.

En esta última fecha el Presidente López Contreras decreto la reanudación inmediata de las actividades paralizadas de la industria petrolera y un incremento de un bolívar diario para los trabajadores que devengaran siete, ocho y nueve bolívares, así como un bolívar adicional sobre este aumento para los trabajadores que no ocuparan habitaciones de las empresas en conflicto.

En esta forma se pone a fin a la primera huelga laboral de importancia que se realizaba bajo el amparo de la nueva Ley del Trabajo de 1936. Beneficiándose a las compañías petroleras internacionales, ya que las demás reivindicaciones no fueron atendidas, comenzándose así una persecución policial de los líderes de los partidos de izquierda que habían organizado o apoyado la frustrada huelga petrolera. Uno de los organizadores de la Huelga Petrolera Juan Bautista Fuenmayor, quien escribió un libro titulado de 1936 "1928-1948 Veinte Años de Política", al analizar las causas del fracaso de ese conflicto laboral, señala que el mismo había sido aleccionador, tal como se desprende del siguiente párrafo: "Con todo, la huelga petrolera fue una gran lección para los trabajadores venezolanos, porque demostró que toda demanda de mejoras económicas se resuelve, en ultima instancia, en un conflicto político, en que las clases privilegiadas recurren al aparato del estado para que este intervenga en su favor".

 

Isaías Medina Angarita 1941-1945

 

En la que Venezuela estuvo económicamente casi en quiebra

A causa de la Segunda Guerra Venezuela tuvo que enfrentarse a una difícil y repentina tormenta de naturaleza económica; el año 1941 fue de muy buen prospecto para el país, pues el petróleo le dio la inimaginable suma de 228 millones de barriles de petróleo.

Esta situación trajo como inmediata consecuencia que con motivo de la caída de Pearl Harbor, importante bastión norteamericano que se alimentaba con petróleo venezolano, los submarinos alemanes, aliados con los japoneses, en la noche del 14 de febrero de 1942 torpedearon siete buques petroleros que transportaban nuestro crudo a las refinerías de Curazao y Aruba. Esto obliga rebajar nuestra producción a 148 millones de barriles, lo que vino obligadamente a reducir los ingresos con que el gobierno respaldo su política de obras en beneficio de la comunidad. Una medida importante fue la revisión de la política petrolera. A causa de la baja de producción, el gobierno pidió una revisión básica de la legislación petrolera.

Después de muchos estudios y discusiones. Medina convoco al congreso a sesiones extraordinarias: así, el 13 de marzo de 1943 Venezuela tuvo una nueva Ley Petrolera cuyos aspectos más destacados fueron:

*Unificación de todas las medidas adoptadas sobre petróleo en los gobiernos anteriores.

* Obligatoriedad a las Compañías de ampliar en Venezuela, y a expensas de ellas las instalaciones de refinación.

* Aumento de los impuestos y regalías, hasta igualar los ingresos fiscales con las ganancias de los consorcios.

* Renovación por parte del Gobierno de todos los títulos otorgados y ampliación de su vigencia por cuarenta años y a renunciar a todos los juicios legales contra la industria del crudo.

Los beneficios de la nueva ley fueron de efecto inmediato, grandes cantidades de dinero ingreso a las arcas del estado. Esto dio aliciente para que el Gobierno entregara en nuevas concesiones, trece millones de acres. Naturalmente que esta situación, abiertamente favorable a la industria, aumenta la producción, que se fijo en los 300 millones de barriles anuales sobre la marca establecida. Antes de la entrada en vigencia de la Ley de Hidrocarburos de 1943, las concesiones petroleras otorgadas estaban sometidas a distintas leyes, y el control que ejercía el estado en las actividades de las empresas, así como los beneficios que obtenían eran insuficientes. En ese sentido, la nueva ley de hidrocarburos represento un conjunto de ventajas para el país desde el punto de vista jurídico y económico, a partir de su promulgación en marzo de 1943.

En cuanto a las ventajas económicas se refiere, destaca la elevación de la regalía, royally o impuesto de explotación alcanzar la sexta parte o el dieciséis con dos tercio por ciento de la producción. De igual forma, se aumento el impuesto inicial de explotación a ocho bolívares por hectárea y el impuesto de exploración se llevo a seis bolívares por hectárea durante los tres años que duraba el periodo de esa actividad mientras que el impuesto superficial se incremento en forma progresiva a medida que envejecía la concesión para obligar al concesionario a explotar la misma. Conjuntamente con estos impuestos especiales, se sometió a la industria petrolera a pagar impuestos generales, de acuerdo a su ley de impuesto sobre la renta y se elimino la exoneración obligatoria del pago de impuesto aduaneros.

 

Revolución del 18 De Octubre de 1945

 

Fue un movimientovico militar que se mostró abiertamente en rebeldía contra el gobierno legítimo de la república. La Junta Revolucionaria de Gobierno presidida por Rómulo Betancourt rigió los destinos del país desde el 18 de octubre de 1945, hasta el 15 de febrero de 1948, fecha esta ultima en la que asumió la Presidencia de la República el novelista Rómulo Gallegos, electo por voto universal, directo y secreto. Entre los logros de la Junta Revolucionaria de Gobierno en ese agitado periodo de la Historia de Venezuela, se destaca la reforma petrolera de 1945, la creación de la Corporación Venezolana de Fomento y el Estatuto Electoral de 1946, así como la promulgación de la Constitución Nacional de 1947. Una de las mas importantes medidas tomadas por la Junta Revolucionaria de Gobierno fue la establecida por el Decreto N.-112 del 31 de diciembre de 1945, por medio del cual se modificaban los porcentajes a pagar por concepto de Impuesto Sobre La Renta. En esta forma se lograba una mas adecuada participación del fisco en los beneficios generados por la industria petrolera hasta alcanzar el cincuenta por ciento de los mismos, por lo que se denomino al resultado de esa política, el régimen del 50-50 (Fifty-fifty) en materia petrolera.

 

Presidencia de Don Rómulo Gallegos de 1948

 

Don Rómulo Gallegos se juramento el día 15 de febrero de 1948. El panorama político del país se mostró, como en el gobierno de la Junta Revolucionaria, totalmente respetuoso de las libertades públicas. Resalta de esta gestión gubernamental una abundancia de excelentes medidas de tipo educacional, económico, asistencial, laboral, etc.

Enumerando lo más resaltante de este breve periodo de gobierno, encontramos los siguientes aspectos:

* La creación de la comisión preparatoria para estudiar y planificar las posibilidades de explotación petrolera, por parte de una Empresa Nacional, la que además estudiaría la iniciación de la industria de refinación del crudo.

* Logrose en esta administración con una bien planificada política petrolera, una duplicación de las entradas al fisco, por conceptos de renta petrolera.

* Se impuso la inmigración europea con la entrada al país de 20.000 inmigrantes de diversas nacionalidades, en 1948.

* Se incremento considerablemente la red de vialidad nacional; también se atendieron otros aspectos en las comunicaciones, entre estos la construcción de mas de 25 aeropuertos de segunda categoría en diferentes poblaciones del interior de la República, así como el mejoramiento y ampliación de otros.

 

Junta militar de gobierno 1948

 

Se llamo "Revolución de 1948" al movimiento militar que derroco al presidente Rómulo Gallegos, el 24 de noviembre de 1948, asumiendo a partir de ese momento una Junta Militar de Gobierno, el control de la situación del país. Esa junta estuvo integrada hasta el 13 de noviembre de 1950, por los Tenientes o Coroneles Carlos Delgados Chalbaud, quien la presidio, Marcos Pérez Jiménez y Luis Felipe Lloverá Pérez.

Las razones dadas por la Junta Militar de Gobierno para derrocar al presidente Rómulo Gallegos, por medio del movimiento conocido como "Revolución de 1948", fueron expuestas por las Fuerzas Armadas a la nación, el 25 de noviembre de 1948.

Según esa exposición, los militares habían decidido asumir plenamente el control de la situación del país ante la incapacidad del Gobiernos Nacional para resolver la crisis existente, así como por la intromisión de grupos extremistas en la vida nacional que promovían una huelga general de consecuencias incalculables.

Por otra parte, la Fuerzas Armadas Nacionales argumentaban que el partido Acción Democrática había implantado el sectarismo político en el país, aprovechándose del poder para su propio beneficio, y que la modificación de la Constitución Nacional de 1947, aun cuando había introducido principios progresistas, sin embargo, adolecía de vicios encaminados al ejercicio abusivo del poder.

Llama la atención que el golpe militar del 24 de noviembre de 1948 no haya provocado reacciones violentas por parte del pueblo que eligió mayoritariamente a Rómulo Gallegos, fenómeno que podría tener su explicación en el siguiente juicio emitido por Miguel Ángel Mudarra: "se ha producido una recurrencia militarista que causo nacional perplejidad en el país y sembró la desesperanza en el pueblo sufragante, si bien este padecía de visible cansancio ante la intensa politización ambiental y la pugnacidad entre bandos políticos".

 

Gabinete ministerial desde el 1948 hasta 1950

 

Su representante fue el Coronel Presidente Carlos Delgado Chalbaud; no solamente asumió el poder ejecutivo de la nación, sino que también se abrogo el poder legislativo.

Con la desaparición del Coronel Carlos Delgados Chalbaud se dio comienzo a la segunda etapa de gobierno, de corte netamente militar, la constitución de la segunda etapa del gobierno se inicio inmediatamente ocurrido el magnicidio. Su representante fue Guzmán Suárez Flamerich y lo mas resaltante de esta segunda etapa ocurre el 19 de abril del año 1951 cuando el gobierno dicto el estatuto electoral calcado en los moldes democráticos de acuerdo a la constitución de 1947 y se llama a elecciones las cuales tuvieron carácter fraudulento y el 2 de diciembre de 1952 se anuncia la victoria del Oficializo representado a través de Pérez Jiménez.

 

Marcos Pérez Jiménez 1953- 1958

 

El Gobierno de Marcos Pérez Jiménez que duro cinco años, entre el 2 de diciembre de 1952 y el 23 de enero de 1958, se caracterizo por ser un régimen de tipo personalista y dictatorial, en el que los abundantes ingresos del fisco se utilizaron principalmente en la ejecución de un amplio programa de obras publicas, así como en la dotación de los recursos necesarios a las fuerzas policiales y militares que le permitieran mantenerlo en el poder. Esto último lo logro mediante la represión de las actividades políticas y sindicales, por una parte, y a través de la persecución y encarcelamiento de sus adversarios, por la otra.

Durante el Gobierno de Marcos Jiménez los ingresos fiscales se duplicaron al pasar de Bs.: 2.534 millones en 1953, a Bs. 5.405 millones en 1957, por el hecho de haber aumentado en mas del doble los ingresos procedentes de la industria petrolera, llegando a representar los mismos el 71% de los ingresos fiscales en 1957. De estos cuantiosos recursos que el país recibió en esa época, mas de la mitad fueron destinadas a los gastos de seguridad y defensa del régimen dictatorial, y a la construcción de obras publicas.

Durante la Dictadura Pérez Jimenista la economía mecanizo las actividades agrícolas provocándose un crecimiento favorablemente de las actividades agrícolas e industriales, al mismo tiempo que se expandido el mercado interno. Esto ultimo se logro principalmente por el considerable aumento de las inversiones publicas y privadas, aunque desde el punto de vista social los resultados obtenidos no fueron halagadores, sobre todo por el incremento de la migración del campo a las ciudades que la Motivada por un aumento de la demanda mundial del hidrocarburos, luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, la producción petrolera de Venezuela se duplico entre los años 1945 y 1951.

Por su parte, la cantidad de barriles de petróleo extraídos durante el Gobierno de Pérez Jiménez, siguió la tendencia alcista, al pasar de 1,8 millones de barriles diarios en 1957. Esto se tradujo en un aumento considerable de las exportaciones, así como en un sustancial incremento de los ingresos fiscales, los cuales se canalizaron de nuevo a la economía a través del gasto público. Durante el régimen Pérez jimenista, específicamente en los años 1956 y 1957, se otorgaron nuevas concesiones a las compañías petroleras internacionales, de acuerdo a la ley de Hidrocarburos de 1943.

Según este instrumento legal las empresas que recibían concesiones tenían derecho a explotar durante cuarenta años los recursos de hidrocarburos que se encontraron en el área asignada, pagándole al Estado unos impuestos especiales, aparte del impuesto sobre la renta por los ingresos que obtuvieron la empresa concesionaria.

A los efectos de dar a conocer la forma como se otorgarían las nuevas concesiones petroleras, el Ministro de Minas e Hidrocarburos Edmundo Luongo Cabello convoco una reunión del Consejos Superior de la Producción, en la que participaron representantes de los diversos sectores económicos y de la prensa. Comenzó su exposición el Ministro Luongo Cabello, señalando en esa reunión realizada el 11 de enero de 1956, las razones técnicas y económicas que sustentaban la decisión del Ejecutivo Nacional en cuanto al otorgamiento de nuevas concesiones.

En ese sentido destaco que a través de esta política se podría mantener a la industria petrolera nacional en la jerarquía mundial que tenia para ese momento, al mismo tiempo que se aumentarían las reservas probadas de hidrocarburos por las nuevas exploraciones que hicieran las compañías concesionarias, ya que al ritmo de producción de la época las reservas petroleras del país duraban menos de catorce años.

Por otra parte, el Ministro Loungo evalúo la participación que había tenido el Estado en los beneficios originados por la explotación de hidrocarburos durante el lapso 1943-1954, indicando que se habían recibido Bs. 12.300 millones, mientras que la utilidad neta de la industria en ese lapso había ascendido a Bs. 9.700 millones, lo que representaban un 56% para el gobierno y un 44% para las compañías petroleras, superando la relación 50-50 que había estipulado la reforma petrolera de la Junta Revolucionaria de Gobierno en diciembre de 1945. Una vez decidido el otorgamiento de nuevas concesiones, las empresas petroleras recibieron en el lapso 1956-1957 un total de 821.091 hectáreas para ser exploradas y explotadas, resultando las del Lago de Maracaibo las mas productivas.

Por su parte, el gobierno de Pérez Jiménez percibió en esos mismos años por concepto de impuesto de exploración, e inicial de explotación un monto de Bs. 3.116 millones, pagados por las empresas Creole, Shell y Mene Grande, así como por diez compañías petroleras internacionales adicionales.

El otorgamiento de nuevas concesiones petroleras durante los años 1956-1957 acentúo la dependencia de la economía venezolana del exterior, según lo confirma J.L. Salcedo Bastardo: "la dependencia venezolana del extranjero y del petróleo se acentúa; la importación de mercancías crece sin parar, Venezuela cambia su aceite por bienes perecederos y suntuarios en gran medida. La corrupción administrativa favorece el saqueo del país; el régimen sirve a las apetencias foráneas y en ellas encuentra, recíprocamente, su mayor base de sustentación".

 

Rómulo Gallego Betancourt 1958-1963

 

La obra efectiva de la administración del presidente Betancourt muestra muchos aspectos resaltantes en los cuales destacan: La ley de Reforma Agraria estableció como objetivo centra transformaciones de la estructura agraria del país. Para lograr esto último, así como la incorporación de la población rural al desarrollo económico, social y político de la nación, la mencionada en su primer artículo estableció la sustitución del sistema latifundista por un sistema de propietenencia y explotación de la tierra basado en su equitativa distribución, conjuntamente con asistencia integral a los productores del campo.

Por otra parte, la Ley de Reforma Agraria garantiza el derecho de propiedad privada de la tierra basándose en el principio de la función social que la misma debe cumplir, por lo que aquellas tierras que sean trabajadas no están sujetas a ser expropiadas a menos que en el lugar de las dotaciones o regiones circunvecinas no existan, o sean insuficientemente o inapropiadas, tierras baldías u otras propiedades rústicas pertenecientes a entidades publicas. A fines de dar cumplimiento a todas las previsiones de la Ley de reforma Agraria se creo el Instituto Agrario nacional, en su carácter de Instituto Autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura y Cría.

Se creo por decreto del Presidente Betancourt de fecha 19 de abril de 1960. LA CORPORACIÓN VENEZOLANA DEL PETRÓLEO (CVP): como una empresa nacional del Ministro de Minas e Hidrocarburos. De acuerdo al estatuto de la CVP, esta empresa estaba por objeto la exploración, explotación, refinación y transporte de hidrocarburos, así con compra, venta y permuta de los mismos en cualquier forma, dentro o fuera del país.

A medida que el estado fue aumentando su participación en los beneficios derivadas de la industria petrolera, la nación venezolana iba ganando en conocimientos acerca del negocio los hidrocarburos, al mismo tiempo que se fue desarrollando una conciencia nacionalista. Con marco de referencia se planteo la necesidad de que el Estado participara directamente en la de su principal recurso, tal como lo contemplaba la Ley de Hidrocarburos de 1943, de que la actividad exploratoria de las empresas privadas extranjeras había disminuido consecuencia de la política de no más concesiones anunciada por el Gobierno Nacional. En vista de lo anterior se decidió la creación de la empresa estatal Corporación Venezolana del Petróleo (CVP) por el Decreto N. 260 del 19 abril de 1960, para que explorara, explotara, refinara y transportara hidrocarburos, o se dedicara a la compra, venta y permuta de los mismos en cualquier forma, dentro o fuera del país.

Por otra parte, se le daba a la CVP la atribución de promover otras empresas en el capital de dichas empresas. En cuanto a sus características básicas, la CVP tendría personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente del Fisco Nacional, adscrita al Ministerio de Minas e Hidrocarburos y con domicilio en la ciudad de Caracas, aunque podría establecer dependencias en cualquier lugar del territorio nacional que considerara necesario. Sin embargo, la CVP se dedico principalmente al mercado domestico de productos derivados del petróleo y a la distribución de gas en la zona metropolitana, ocupándose en reducida escala de la exploración y del comercio internacional, actividades claves para el desarrollo de la industria petrolera nacional, convirtiéndose en subsidiaria de la casa matriz Petróleos de Venezuela, S.A. el 30 de agosto de 1975, en el marco de la nacionalización de la industria petrolera.

Además también fue creada la Corporación Venezolana de Guayana, el 29 de diciembre de 1960, como Instituto Autónomo Adscrito a la Presidencia de la República. De acuerdo al estatuto orgánico del desarrollo de Guayana, el progreso económico y social de esta rica zona de Venezuela, que comprendía el Estado Bolívar y el Territorio Federal Delta Amacuro (actualmente Estado delta Amacuro) estaría a cargo de la CVG, como ente rector de la región Guayana. No obstante los logros mas importantes de este Gobierno, en cuanto a materia Petrolera, se refieren a la creación de la empresa estatal Corporación Venezolana del Petróleo (CVP), la política de no mas concesiones, y los esfuerzos realizados para la creación de la organización de piases exportadores de petróleo (OPEP).

 

Raúl Leoni 1964-1969

 

Hasta el año 1966 las empresas petroleras declaraban sus ingresos, a los fines del pago del impuesto sobre la renta, con base en el precio de realización, o sea, el precio efectivo de venta percibido por las compañías. En vista de que este ultimo precio estaba por debajo del prevaleciente en el mercado internacional, el Gobierno de Leoni decidió cambiar el sistema de fijación de precios del petróleo, introduciendo los precios de referencia a los efectos fiscales, los cuales se determinarían de común acuerdo con las empresas petroleras.

Los precios de venta del petróleo en los mercados internacionales se determinaron en la década de los años 60, debido a un conjunto de factores, entre los que se pueden mencionar, el surtimiento de nuevos exportadores como el caso de la Unión Soviética, y la competencia por parte de otras fuentes de energía, así como las presiones ejercidas por algunos países productores para aumentar sus exportaciones. Esta situación tuvo efectos desfavorables en la economía venezolana al disminuir los ingresos del fisco por concepto de impuesto sobre la renta pagado por las empresas petroleras, el cual se calculaba en base a los ingresos declarados por las minas, utilizando a tales efectos, el precio de realización o precio de venta al que efectivamente se colocaba nuestro petróleo en los mercados internacionales.

Sin embargo, este precio fue objetado por el Gobierno aduciendo que estaba por debajo del precio real del mercado, por lo que se efectuaron reparos a las declaraciones de rentas de las compañías concesionarias, correspondientes a varios años anteriores a 1966. Las empresas petroleras por su parte, aceptaron pagar el Fisco Nacional las cantidades convenidas para compensar los impuestos adeudados, acordándose al mismo tiempo con el gobierno, la utilización de un sistema de precios de referencia a los efectos fiscales.

Según este nuevo sistema de fijación de precios del petróleo, adoptado en 1966 durante el Gobierno de Leoni, los precios a los que las compañías petroleras calcularían sus ingresos a los efectos del pago del impuesto sobre la renta, para el lapso 1967-1971, serian los precios acordados con el Ejecutivo Nacional, siempre y cuando el precio reportado de venta fuera inferior al precio de referencia. En caso de que vendiera efectivamente a un precio mayor al de referencia, se utilizaría ese precio de realización a los efectos fiscales.

 

Rafael Caldera 1969-1974

 

Entre los puntos mas resaltantes que en el panorama general se deben señalar como de envergadura en esta gestión oficial, están:

* En política comercial petrolera se logro un mejor trato para el petróleo venezolano y el aumento del precio por barril. Además aprobó la fijación unilateral de los precios del petróleo y en 1971, entra en vigencia la ley por la cual se reserva el estado la industria de gas natural. Las concesionarias habían aminorado la actividad petrolera en Venezuela y ampliado sus operaciones en el Medio Oriente y piases Africano. (En 1970, la producción de petróleo se redujo a 1.086.3 millones de barriles).

Rafael Caldera denuncio el tratado Comercial de Venezuela con los Estados Unidos en un momento de decaimiento de la economía. Se producen dos devaluaciones del signo monetario.

* La aplicación de una política de desarrollo en las diversas junio de 1969, se crearon 8 Regiones Administrativas.

* Implantación de una política de realizaciones, mediante el cumplimiento del IV Plan de la Nación.

* Se busco una reorientación del gasto público, a la vez que se propiciaron mejores condiciones de vida para los venezolanos.

* Se esforzó la ejecución de obras públicas, tales como: carreteras, autopistas, aeropuertos, edificaciones escolares, sanitarias y hospitalarias.

* Se establecieron los mecanismos beneficios y necesarios para adecuar la política fiscal y monetaria a las necesidades reales del momento.

* Como política de comercio en lo que respeta al comercio interior, se trato de nivelar los precios de los artículos de primera necesidad, en relación a lo percibido por sueldos y salarios, mediante instrumentos de regulación y fiscalización.

* Se impulsaron las exportaciones y se aplico debidamente la relación de términos de intercambio, de una manera efectiva cuyo resultado positivo fue el aumento del saldo activo de la balanza de pagos, de Bs. 84 millones en 1970 a Bs. 267 millones en el año 1972.

* Se establecieron los incentivos y ayudas necesarios para el desarrollo de las diferentes regiones del país.

* Se aúpo la industrialización en sus mas variadas ramas.

* En política exterior, se mantuvieron relaciones diplomáticas y comerciales con todos los piases, sin distingas de ideologías.

* Se firmo el "Protocolo de Puerto Espino" relacionado con nuestra reclamación sobre el territorio de la Guayana Esquiva.

* La total amnistía que se concedió al principio del gobierno copeyano trajo la tranquilidad a la familia venezolana.

 

Carlos Andrés Pérez 1973-1978

 

Entre los puntos más resaltantes que en el panorama general se deben señalar en esta gestión tenemos que en 1.974 el 22 de marzo se creo la Comisión Presidencial de Revisión, la cual tenía como finalidad analizar las diferentes opciones para lograr la nacionalización de la principal industria del país, el petróleo.

La nacionalización de la industria petrolera se realizo el 1 ero de enero de 1.976, lográndose de forma armoniosa y bien planificada. A través de la ley Orgánica que Reserva al estado la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos, quedando extinguidas a partir de esta fecha todas las concesiones anteriormente otorgadas.

Es así como la empresa Petróleos de Venezuela, S.A. debió asumir como empresa pública holding, la dirección y el control de la industria petrolera venezolana, garantizándole el funcionamiento a compañías exceconcesionarias. A estas ultimas se les pago una indemnización de 4.348 millones de los cuales 3.854 se pagaron en bonos y el resto en efectivo, firmándose al mismo tiempo convenios de asistencia técnica, por medio de los cuales se recibiría asesoria permanentemente en todas las fases de esta actividad.

Petróleos de Venezuela , S.A. o casa matriz de la industria petrolera nacionalizada , tuvo que enfrentar desde el comienzo la paralización de las actividades de exploración e inversión, ya que las empresas concesionarias habían descuidado esos aspectos claves de la industria desde hacia varios años, ante la proximidad del termino del régimen de concesiones.

Por otra parte se decreto el V Plan de la Nación, el cual contemplaba los lineamientos esenciales del desarrollo económico y social de la Republica para el lapso que abarcaba el mismo plan y contemplaba unos objetivos estratégicos a lograrse en aproximadamente dos décadas. Este nuevo concepto en materia de planificación surgía a partir del aumento de los precios del petróleo de finales de 1.973 y principios de 1.974 al mismo tiempo que estaba influido por la nacionalización de la industria petrolera.

 

Luis Herrera Campins 1978-1983

 

La economía venezolana durante la presidencia de Herrera Campins evoluciono desfavorablemente, al haber disminuido la producción al mismo tiempo que se aceleró la inflación y el endeudamiento externo, conjuntamente con la fuga de capitales. En ese comportamiento influyeron un conjunto de factores de origen externo e interno, poniéndose en evidencia una serie de contradicciones en materia política económica, lo que contribuyo a crear un clima de incertidumbre y desconfianza poco propicio para la recuperación del ritmo de crecimiento de las actividades económicas.

Durante el gobierno de Luis Herrera Campins se inició un reajuste de la economía, luego del redimensionamiento que experimentaron todas las variables económicas durante la presidencia de Pérez, una de esas variables que tuvo influencia determinante en la explicación del paso del crecimiento acelerado de la economía al estancamiento y la recesion fue la inversión privada, la cual disminuyó sustancialmente desde 1.978 hasta 1.983, debido principalmente a la fuga de capitales que se produjo en esos años .

En cuanto a las obras materiales, resaltan la construcción del primer tramo del metro de Caracas, del Complejo Cultural Teresa Carreño, las cuales fueron inauguradas en 1.983, año en el que se conmemoro con numerosos actos públicos el bicentenario del natalicio del Libertador Simon Bolívar.

 

Jaime Lusinchi 1983-1988

 

La estrategia seguida por el gobierno del Presidente de la República Jaime Lusinchi para recuperar la economía venezolana, consistió básicamente en negociar el refinanciamiento de la deuda externa del país. A esos efectos, el Presidente Lusinchi adopto un paquete de medidas económicas por medio de las cuales nuevos tipos de cambio para el bolívar, se decretaron medidas de austeridad para la administración pública, y se aumento el precio de la gasolina. De igual forma, para atenuar los efectos de estas medidas en la población de escasos recursos, se tomaron una serie de decisiones de tipo compensatorio

Una de las principales preocupaciones del gobierno del Presidente de Jaime Lusinchi fue la de resolver el problema derivado del vencimiento masivo, concentrado y aparente de la deuda externa venezolana. Con el fin de lograr un clima apropiada para poder refinanciar esa deuda y aligerar las pensiones que la misma sobre la economía del país, el Presidente Lusinchi tomo una serie de medidas económicas de gran demanda el mismo día de su toma de posesión el 8 de febrero de 1984, asegurando el que Venezuela pagaría hasta el ultimo centavo de deuda externa.

Por otra parte, el Presidente Lusinchi, tomo una decisión sin precedentes cual fue la destitución por decreto al Presidente del Banco Central de Venezuela Leopoldo Díaz Bruzual, por considerarlo un factor de perturbador para la puesta en marcha de políticas económicas y financieras requeridas para enfrentar la crisis económica que atravesaba el país . A continuación con el Presidente Jaime Lusinchi emitió un conjunto de decretos durante los tres primeros meses de un gobierno con el fin de lograr el retorno la confianza en la economía del país, factor este que había originado serios inconvenientes en el gobierno anterior. De igual forma el congreso Nacional decreto en junio de 1984, la Ley Orgánica a que autorizaba por un año, para adoptar medidas por el interés publico.

Este instrumento legal, conocido como ley habilitante le daba poderes especiales al Presidente de la República para imponer los urgentes correctivos necesarios para recuperar progresivamente a la economía venezolana, fuertemente afectada por políticas, económicas erradas e incoherentes tomadas por la administración anterior, según lo expresado en la exposición de motivos de la mencionada ley. Debido a que las decisiones en materia económica tomadas en los primeros meses del Gobierno de Lusinchi, afectaban a los sectores de menores recursos, se decretaron un conjunto de medidas compensatorias de tipo social para atenuar esos efectos.

Con el fin de anunciar la estrategia a seguir para recuperar la economía venezolana, el Presidente Jaime Lusinchi convoco al Palacio de Miraflores, el 24 de febrero de 1984, a todos los representantes de la vida nacional. En esa oportunidad, el Presidente de la República afirmo: "Requisito básico de esta estrategia dirigida a superar la crisis es la definición de orientaciones claras por parte del gobierno, y el establecimiento de un clima de confianza basado en el entendimiento y la compresión y en el esfuerzo productivo mancomunado de gobierno, trabajadores y empresarios".

Aun cuando no se puede negar que el Gobierno del Presidente Lusinchi tuvo que enfrentar serias dificultades económicas, al haberse reducido los precios petroleros a la mitad en 1986, sin embargo, en los dos años siguientes han debido tomarse una serie de medidas de ajuste, según el criterio del Banco Central de Venezuela y de algunos organismos internacionales, que de haberse aplicado, hubieran impedido que el año 1988 concluyera con graves desequilibrios internos y externos en la economía venezolana.

 

Carlos Andrés Pérez 1988-1993

 

La segunda Presidencia de Pérez se inicia instrumentando medidas económicas de acuerdo con la estrategia del Fondo Monetario Internacional.

Se aspira a la transformación de una economía venezolana mixta en una economía de mercado que permita un crecimiento económico apoyado en la sustitución de importaciones tradicionales principalmente del petróleo.

El estado se encontró en la necesidad de abandonar el intervencionismo económico y social que realizaba apoyado en la renta petrolera comercial tendiente a incentivar la producción nacional y la aplicación de una política arancelaria que favorecía las importaciones y así crear la competencia.

La aplicación de las medidas económicas desatan la especulación y el desabastecimiento, caída del salario real y subida de precios sin aumento del salario. Los efectos devastadores de las medidas económicas condujeron al estallido social desorganizado del 27 de febrero de 1.989, y a dos intentonas golpistas en 1.992.

Controlados los brotes golpistas y subversivos siguió la intranquilidad política, ya que en diciembre de 1.992 algunos dirigentes de partidos de oposición introdujeron en la Corte Suprema de Justicia una acusación contra el Presidente Pérez por uso indebido de la partida secreta y en Mayo de 1.993, la corte declaro que había meritos para enjuiciar al Presidente y este fue suspendido de sus funciones.

 

Ramón J. Velásquez 1993

 

Fue designado por el Congreso para que gobernase el país con carácter interino hasta la finalización del periodo de Pérez. Para facilitar sus funciones el Congreso aprobó una ley habilitante mediante la cual el Presidente tendría facultades extraordinarias para decretar sobre materia económica y fiscal, con el propósito de activar la economía del país la cual estaba altamente contraída.

 

Rafael Caldera desde 1993

 

El hecho mas resaltante durante la segunda presidencia de Rafael Caldera en materia petrolera ha sido la elaboración del Plan de Negocios que ha estructurado Petróleos de Venezuela (PDVSA) para los próximos 10 años, y el cual contempla la apertura petrolera, la cual es un hecho, al ser adjudicados en el mes de junio importantes yacimientos a inversionistas extranjeros, luego de un fructífero proceso de subasta.

Entre los principales planes de apertura se encuentran los convenios operativos para la reactivación de los campos, las ganancias compartidas y las asociaciones estratégicas.

Hasta el momento bajo el esquema de convenios operativos 25 empresas están explotando 14 campos marginales, las asociaciones estratégicas pondrán en funcionamiento 5 refinerías en el área de José (Anzoátegui), y en cuanto al esquema de ganancias compartidas con exploración a riesgo , se ofertaron 10 áreas de las cuales fueron otorgadas ocho .

El duplicar la producción petrolera implica la apertura petrolera y su respectivo impacto sobre la economía el cual ha sido analizado desde tres ámbitos:

* En la balanza de pagos: se considera que el grueso de la producción es para la exportación, por lo tanto los ingresos por exportaciones en 10 años serán cercanos a los 200 millones de dólares resaltando que en 1996 estuvo cerca de los 18.500 millones.

* El ingreso fiscal petrolero va a crecer al crecer la producción

* La inversión domestica: es importante que se produzca una recomposición del gasto con incremento en la generación de infraestructura que permita atender el deterioro de la planta física nacional que depende del gobierno.

La internacionalización le da mucha estabilidad al ingreso petrolero de Venezuela, ya que al estar verticalmente integrado, en cuanto cae el precio del crudo aumentan los márgenes de refinación y cuando aumentan los precios del crudo disminuyen los mercados de refinación.

 

CONCLUSIÓN

 

La historia permite determinar cómo ha evolucionado Venezuela en materia político-petrolera durante cada periodo presidencial desde 1908 hasta la fecha, además de involucrar las diferentes ampliaciones transitorias por las que la economía minera y petrolera ha pasado.

Por otro lado, se considera relevante mencionar que los periodos de mayor auge del petróleo se observaron durante el mandato de los presidentes Guzmán (ampliación de concesiones y enronquecimiento estatal), C.A.P. (nacionalización) y Rafael Caldera (apertura petrolera).

El advenimiento del petróleo constituye al hecho económico más trascendente dentro de la historia económica del país.

El Petróleo destaca como factor fundamental que sustenta y dinamita la economía nacional en sus diversas áreas y sectores. Por esta razón el desarrollo económico venezolano presentó con características sobresaliente una estrecha correlación entre la expansión del sector petrolero y el crecimiento interno bruto.